viernes, 17 de noviembre de 2017

El talón de Aquiles: las debilidades más grandes de 10 peleadores élite de MMA


Todo peleador sin importar lo bueno que sea o lo bueno que haya sido, tiene debilidades que pueden ser consideradas como su talón de Aquiles. Puedes ser un gran striker con poca defensa a los derribos, o un muy buen wrestler que tiende a ser atrapado en triángulos, ningún artista marcial está exento de debilidades.

Démosle un vistazo a las más grandes debilidades que han afectado a los peleadores a lo largo de sus carreras.


1. Dominick Cruz - Lesiones

Quizá uno de los mejores peleadores de peso gallo, Dominick Cruz ha tenido un gran éxito al ganar el cinturón de las 135 libras dos veces, y es el segundo y último hombre que ha sido capaz de vencer al Campeón de Peso Mosca, Demetrious Johnson.

A pesar de todos sus logros, Cruz ha tenido que lidiar en repetidas ocasiones con manos quebradas, lesiones de ligamento cruzado anterior, y todas las cirugías para reparar esos problemas.

Cruz fue despojado del título después de años de inactividad por un LCA desgarrado que sufrió mientras entrenaba para su combate ante Urijah Faber en 2012. Y aunque regresó con un triunfo sobre Takeya Mizugaki en el UFC 178, Dominick volvió a desgarrar su LCA y se vio forzado a alejarse de la competición hasta que retornó triunfante arrebatándole el cinturón al campeón de ese entonces, T.J. Dillashaw, en Enero de 2016.

Dominick defendió el cinturón en la revancha con Faber, pero lo perdió ante Cody Garbrandt en Diciembre de 2016. Se suponía que Cruz entraría al Octágono con Jimmie Rivera en el UFC 219 en lo que era un potencial combate eliminatorio por un chance al título, pero se rompió la mano y tuvo que retirarse de ese encuentro.

Si las manos de Cruz fueran tan resistentes como el concreto, con rodillas más fuertes, y extremidades irrompibles, en este momento sería el mejor peso gallo del planeta. Pero desafortunadamente ese no es el caso, sus lesiones son una debilidad muy importante, y están presentes todo el tiempo.


2. Donald Cerrone - Golpes al hígado

La mejor manera de vencer a Donald ‘Cowboy’ Cerrone - quien es una amenaza si no lo detienes - es patearlo en el abdomen.

El striking ofensivo de Cerrone es magnífico, pero sus habilidades defensivas no son tan excepcionales, y le han costado varias peleas. Anthony Pettis fue el primero en sacar provecho de eso en 2013. Incluso en esa época, su hígado ya era su más grande debilidad, ocasionándole una derrota a manos de Rafael dos Anjos por el título de peso ligero.

Pero Cerrone no tiene piedad con los rivales que no explotan su debilidad. Aquellos que no apuntan al cuerpo del ‘Cowboy’ pagan un precio brutal, y aparecerán como víctimas en los próximos vídeos de highlights.

De cualquier manera, Cerrone no puede soportar una patada al hígado. Cualquiera que sea la razón para tener ese punto débil, aquella debilidad ya le ha ocasionado derrotas ante oponentes de alto perfil.


3. Anthony Pettis - Reacción a la presión

Hablando de Anthony Pettis, otra notoria debilidad en otro destacable peleador, tiene que ser la manera en que ‘Showtime’ reacciona a la presión.

Pettis es la clase de striker contragolpeador que prefiere esperar y elegir sus golpes, y requiere del espacio necesario para hacerlo. Bien, los peleadores que lo vencieron nunca le dieron espacio para trabajar, ese espacio que le permite hacer cosas espectaculares como la Showtime kick que le conectó a Benson Henderson en el WEC.

Peleadores como Rafael dos Anjos, Max Holloway, y Edson Barboza llevaron el combate hacia Pettis, lo presionaron. Esa táctica funcionó y sigue funcionando, Pettis no reacciona bien cuando no le dan espacio en el Octágono.

Pero si le das tiempo para escoger su golpe, entonces tu noche será corta y dolorosa.


4. Johny Hendricks - La báscula

Este es otro caso de un peleador que solía noquear rivales en menos de un minuto en la división de peso wélter, pero que ahora va de bajada debido a una debilidad.

La debilidad de Johny Hendricks ha sido la comida. En serio, él tuvo que subir a la división de peso medio porque no podía lograr las 170 libras, y aun así ha sobrepasado el límite del peso medio. El chico obviamente ama comer y no es que sea algo malo, el problema es que no vale la pena que tu empleo se vea afectado por eso.

Si lograra mantenerse en forma, entonces quien sabe de qué sería capaz Johny. Él llegó a noquear a Jon Fitch en 12 segundos en 2011, época en la que Hendricks parecía más motivado a estar en forma.


5. Anderson Silva - Defensa del derribo

Anderson Silva tal vez sea el mejor striker en la historia del deporte. Sus triunfos sobre Rich Franklin y Forrest Griffin son prueba suficiente para demostrar que pocos se comparan a ‘The Spider’ cuando se trata de la pelea de pie.

Pero tan buen striker como es, la defensa al derribo de Silva siempre ha sido un problema.

En el primer combate con Chael Sonnen y en el primer round de la revancha, Silva fue llevado al piso con relativa facilidad. Desde entonces, el plan para vencer a Anderson siempre ha estado allí, incluso teniendo en cuenta que venció a Sonnen en ambos encuentros.

En especial ahora que tiene 42 años, un buen wrestler podría derrotar a Silva. En este punto unos pocos derribos por round deberían ser suficientes.

Pero con sus recientes pruebas antidopaje fallidas, tal vez no volvamos a verlo en el Octágono considerando la seriedad de la situación.


6. Chael Sonnen - Triángulo

Chael Sonnen es un gran luchador que puede derribar a cualquiera.

Pero incluso si los derriba, Chael debe preocuparse por su ‘talón de Aquiles’: la estrangulación de triángulo. Sonnen ha sido sometido en cuatro oportunidades con el triángulo, sumisión que le costó grandes peleas ante rivales importantes como Anderson Silva.

El Jiu-Jitsu a menudo es la respuesta para el wrestling, un bien ejecutado triángulo puede detener en seco a un peligroso wrestler como lo es Sonnen.


7. Jon Jones - Drogas

Es una pena tener que escribir esto, pero la evidencia ha demostrado que las drogas han sido algo normal a lo largo de la carrera de Jon Jones. Dio positivo a cocaína y esteroides en varias ocasiones, así que algo obviamente está mal, pero le deseamos lo mejor.

Pero estos problemas ciertamente le han salido costosos, Jon fue despojado del cinturón de peso semicompleto del UFC en dos oportunidades debido a las pruebas antidopaje fallidas, y su reputación se ha visto afectada.

Imaginen la carrera de Jones sin todo el drama de las drogas. Nunca habría perdido el cinturón y probablemente hubiera continuado su reinado en la división de los semicompletos.

Es una verdadera pena ver a donde ha llegado la carrera de Jones.


8. Urijah Faber - Peleas por el título

Urijah Faber es un peleador fenomenal que empezó a agrupar a un equipo de peleadores extremadamente exitosos en el Team Alpha Male a partir de 2004.

Pero por la razón que sea, Faber nunca alcanzó el éxito cuando se trataba de pelear por un título del UFC. Urijah es capaz de vencer a casi cualquiera, pero era superado cada vez que entraba en el Octágono con un campeón.

Desde sus combates titulares en el WEC con Mike Brown, y hasta su pelea titular ante Renan Barao, Faber ha tenido muchas oportunidades para ganar el oro pero nunca logró hacerlo.

Sin embargo, Faber es una fuerza a ser tenida en cuenta.


9. Anthony ‘Rumble’ Johnson - Resistencia

Anthony Johnson es un peleador temible en el primer asalto, y el solo hecho de sobrevivir a la oleada inicial te convierte en un peleador de la élite.

Pero los atletas con buena resistencia superan a ‘Rumble’ a medida que la pelea se prolonga. En sus combates con Daniel Cormier, Josh Koscheck, y Vitor Belfort, el cardio de Johnson se agotó y sus oponentes sacaron provecho de eso.

Si el peleador sobrevive a la arremetida del asalto número 1, entonces se incrementan las probabilidades de que ‘Rumble’ sea derrotado.

Johnson actualmente se encuentra retirado, aunque hay rumores relacionados con que tal vez retorne al Octágono. Se dice que volverá a competir en el peso pesado (división en la que ya se impuso sobre Andrei Arlovski). Esa tal vez sea la solución para sus problemas de estamina, ya que en el peso pesado tendrá aún más poder de nocaut que le permitiría terminar las peleas rápidamente.


10. Alistair Overeem - Su mentón

Alistair Overeem es intimidante, pesa 115 kilos y mide casi dos metros. Su Kickboxing que ya ha sido puesto a prueba en el K-1, su buena guillotina, y su alcance, lo convierten en un peligroso peleador peso completo.

Y sería campeón si no fuera por todo el castigo que su mandíbula ha recibido a lo largo de los años. Las derrotas en los circuitos profesionales de MMA y Kickboxing, han demostrado que Overeem ya no puede soportar un golpe.

‘The Reem’ es un peleador equilibrado, la gente a veces olvida que aparte de ser un condecorado striker, también sobresale cuando se trata del grappling. Y si además tuviera un mentón más sólido, entonces nadie sería capaz de detenerlo